Ven, aquí estoy.

|
Sólo tú. Sólo tus besos.
Nadie mas puede salvarme de seguir cayendo.

Sólo tú. Sólo tu aliento.
Sin ti, será inevitable que me pierda en un mar de lujuria sin alma, sin fondo, sin razón.

Sólo tú. Sólo tus ojos.
Los únicos que podrán entender lo mejor de mi y de mis cientos de defectos.

Sólo tú. Sólo tu calor.
Podrá exorcizar los demonios para convertirlos en ángeles llenos de amor.

Sólo tú. Sólo tus besos.
Podrán demostrarme que nada está perdido, que aún no es tarde, que podemos llegar a la eternidad juntos.

Sólo tú. Tú y sólo tú. ¿Dónde estás?

Tutsi pop (hidden post)

|
Eres como todas las mujeres que siempre me han gustado. Difícil.

Peligrosamente hermosa, simpática, seductora, de sonrisa fácil. No solo eres hermosa, te sabes hermosa, y logras con esto conseguir lo que quieres.

También eres inteligente, tienes algo de romántica, cariñosa, más liberal de lo que esperaba y además algo tímida, como yo.

Ojos expresivos, piel suave, pasos cortos pero firmes.

Tienes un remolino en la cabeza, una hecatombe de ideas, de sentimientos, de problemas, como yo.

Somos aire y agua. Quizá hagamos un huracán, o puede que todo se quede en una suave brisa. No lo se, pero estoy dispuesto a averiguarlo.

Recuerda que el que busca donde no debe, encuentra lo que no quiere.

El verdadero amor.

|

La vida lo quiso así. Y no es por ser presuntuoso, pero desde antes de estar aqui, ya me amabas. Cuando al fin llegué a tu vida, las cosas cambiaron por completo. Tuviste que cambiar de hábitos, de ideas, de pronto tu vida dio un giro inesperado.

Ya han pasado tantos años, y a pesar de mis errores, de mis arranques, sigues aquí, conmigo en cada momento, en cada paso.

Es imposible pensar en ti sin que venga a mi mente la palabra GRACIAS, gracias por ser mi guía, gracias por todas esas noches que has pasado en vela preocupado por mi, gracias por esos esfuerzos (a veces sobrehumanos) que has hecho para que tenga lo que tengo, para que esté donde esté, para que sea lo que soy.

Gracias por enseñarme tantas cosas, a distinguir el bien del mal, gracias por equivocarte porque de tus errores tambien yo aprendo, gracias por enseñarme que ninguna mujer debe ser más grande que una amistad, gracias por enseñarme a que puedo ser todo en la vida, menos un mal agradecido.

Gracias por heredarme un poco de tu talento, de tu sensibilidad, de tu ser. Gracias por enseñarme que los hombres tambien lloramos, gracias por enseñarme el valor de un abrazo.

Porque no hay mayor amor que el que un padre tiene para sus hijos, un amor enorme, incondicional y atemporal, que nosotros como hijos desgraciadamente no siempre valoramos...

Te amo papá.

Hueso de mis huesos.

|
Guarda silencio para verte mejor
y prende la noche para poder pensar en ti.

Envuélveme con tu aroma, llévame hacia el viento
cúbreme con tu sonrisa, embriágame con tu aliento.

Bésame antes que nos descubran, muérdeme antes de que me vaya
siénteme hoy que me tienes aquí, por que mañana me iré.

Primavera y otoño no se llevan bien. Tu inocencia no va con mi malicia,
tus sentimientos no podrán con mi pericia.

Estos labios, partidos de tantas batallas, no sanarán con la frescura de tu boca,
con la magia de tus besos ni con tu mirada emancipadora.

Me voy de un lugar al cual nunca llegué, dejo unos besos que nunca me diste, apago un amor que nunca sucedió.

Pero caminaré lento, seguro que me alcanzarás, y que perdonarás la insentatez que cometo por no querer enamorarte.

Aquí, aquí te espero.

En el principio.

|
A ti encomiendo mi alma
en tus manos pongo mi corazón
a ti dedico mis versos
pues es tu piel el mar de mi pasión.

Son tuyas todas mis ansias
y es mio todo el deseo
los nuestros: dos corazones
llenos de luz e ilusiones...

A ti encomiendo mi alma
pues eres tu ese ángel salvador
quien pondrá fin al tormento
que hace tiempo sufre este pobre soñador.

Y al fin los dos, de la mano
navegaremos el cielo
para después sin pensarlo
vivir por siempre en lo eterno.

A veces.

|
A veces soy muy tonto
y creo que en realidad esa sonrisa la provoco yo
pienso que soy yo el que te causa ese suspiro inesperado
e imagino que soy yo el porqué de tus sueños mas profundos.

A veces soy muy listo
porque logro robarte una mirada
porque consigo que te rías de una de mis tonterías
y porque, como sea, pero estás conmigo, aunque sea un rato.

A veces soy muy tímido
y no me atrevo a gritarte lo que siento
ni puedo robarte ese beso
y menos, hacer que te quedes a mi lado.

A veces siento que te conozco
y se cual es la pena que embarga a tu corazón
leo el miedo que tienes de volverte a equivocar
y entiendo el porque no quieres que me acerque mas.

A veces siento que soy capaz de todo, de conquistarte, de enamorarte, de hacer que me extrañes, que me pienses, que me quieras y, si tengo suerte, que me ames.

Pero hay otras veces, otras veces que no tengo ni idea.

Quizá.

|
Quizá eres tu
Esa mujer que va a adueñarse de mis sueños
Quizá eres tu
Esa mujer que culparé de mis desvelos

Pues son tus ojos los que brindan ilusión
Son tus caricias las que roban mi atención
Es tu perfume el que me embriaga el corazón
Y son tus labios la cuasa de mi pasión

Quizá eres tu
Esa mujer a quien daré mi vida entera
Quizá eres tu
Esa mujer que me amará por vez primera

Quizá eres tu
Aquella luz que alumbrará mi soledad
Aquel camino que he buscado sin cesar
Aquella noche que no tiene que acabar
Quizá eres tu

Y quizá eres tu
Pues eres tu quien ha cambiado mi existir.

Para ti.

|
No se si es la lluvia o fueron tus ojos. No se si soy yo o es el olor a tierra mojada.

No se si es tu energía y tu decisión, o si es tu alegría y tu carisma. No se si es aquella carcajada indiscreta, o aquella sonrisa tímida.

No se si es mi impaciencia o es tu indiferencia. No se si son mis ganas o si es tu luz.

No se si eres tu o soy yo. No, no lo se, y en este momento, no me importa lo que sea.

Rayas.

|
(léase esto escuchando la siguiente canción)

La vida tiene sus maneras de hacer las cosas, maneras que quizá nunca vamos a poder lograr comprender. Cosas pasan, gente pasa por tu vida, entrando y saliendo, pero hay momentos, momentos que marcan la diferencia.

Allá afuera, en el mundo real, hay mucha gente con nuestros mismos miedos, mismas aficiones, mismos gustos, mismas manías y mismas metas. Alla afuera no hay un mundo, hay millones de mundos que esperan que los escuches, que los comprendas, que los sientas. Millones de universos interesantes, galaxias por descubrir, perspectivas que admirar, corazones que cuidar.

Y un consejo es, cuando llegue una sorpresa a tu vida, déjala entrar. Muchas veces, en estos tiempos, desconfiamos de todo, por instinto, por miedo, por errores cometidos en el pasado, por Nmil cosas. Pero siempre, siempre es un buen día para una oportunidad.

Nunca vamos a entender la vida, el porqué de las cosas ni nada por el estilo. No podemos cambiar las cartas que nos repartió el destino, pero si podemos elegir como jugarlas. En nuestras manos está nuestro destino, y en las de nadie mas.

Rie, sueña, emociónate, siente, goza, ama. Nunca sabes cuando será demasiado tarde.

Danone de Fresa.

|
tantas noches he buscado tus labios
solo para encontrar tus pasos vacíos.
tantas veces he creido escucharte
solo para perderme en la oscuridad de la noche

tantas cosas vivimos, tantos tiempos pasamos
tantas noches gozamos, tantas sueños cumplimos
y ahora, ahora no queda nada...

cuanto mas intento no pensar en ti, mas recuerdo tus caricias, tus cabellos, tus caderas, tu aliento...

he intentado dibujarte, y guardar eternamente esa sonrisa que siempre me regalabas después de cada beso. esa sonrisa tierna pero cálida, apasionada, como tu y como yo, como lo nuestro.

¿porqué? porque nuestras almas se fundian en cada beso, porque tu mirada me encendía las ganas de vivir, porque tu sabor hechizaba mi corazón, porque tu aroma me embriagaba con placer...

y ahora me doy cuenta que no estás, que nunca has estado, que todo ha sido un sueño, que sigo esperándote ansiosamente.

porque todo esto es un sueño...