20080929

Carta a Ruperta.

Ruperta:

Decidí irme porque creo que era lo mejor para los dos. Hoy, aunque sientas que estoy contigo, ya estoy muy lejos. Después de verte, tomé un camión y me fui. Viajamos dos años hacía el sur, y apenas ahorita tengo tiempo de escribirte. ¿Sabes? Te extraño. Ya tengo nuevo trabajo, me voy a ganar la vida recolectando manzanas, las manzanas que tanto te gustan. Cuando tenga tiempo libre voy a arriar ganado. Vivo con 2 personas mas, también de mi pueblo. La cosa está dura, cuando llegamos eramos seis, pero ya se nos fueron dos. Para llegar a los manzanos tenemos que caminar dos horas, y eso es exponerse demasiado, mas cuando vives al margen de la ley.

Estoy tan lejos de ti, pero aun asi tengo tu recuerdo conmigo. Ciertas palabras, olores, sabores, situaciones, imágenes, actitudes, sentimientos y suspiros hacen sentirme cerca de ti. No se, quiero que seas muy feliz ahora que no estoy. No te pido que me esperes, pero es lo que mas ansío. Me fuí no por huir, sino porque ahora no te puedo ofrecer lo que te mereces. Espero que me esperes con ansías locas, asi como yo espero el día de mi regreso. Quiero que me quieras como yo te quiero. Sueño que sueñes con estar conmigo de nuevo, como cuando te deje, con tus trenzas largas, tu rebozo y tu falda rosa que tanto me gusta.

No se que hagas ahora, seguramente me debes de extrañar mucho. No he visto mujeres por acá, creo que a todas las mandaron al otro lado del rio. Apenas es martes entonces no se como es el movimiento de estos lugares.

Ya me voy a dormir petita, tengo que despertarme muy temprano para irme a los manzanos. Lo único bueno de dormir, es que estás en mi sueños.

Te extraño.

Rosendo.