Hojas de Té.

|
Es un tema en technicolor para hacer algo útil del amor. Para todos nosotros, amén.

Esta historia comienza una noche de 1996, cuando de una camioneta roja bajaban 3 ucranianos con rumbo hacia Polonia. Ellos no sabían que no tienen nada que ver con la historia. No tienen nada que ver. Y no tienen nada que ver porque no sabe como empezar. En su mente, solo existen pensamientos dispersos, ideas sueltas pero sobre todo muy diferentes entre si.

Por un lado esta el elevado valor del euro, sin dejar pasar la extinción de Luz y Fuerza del Centro. Ataques suicidadas, catarros malditos, presupuestos inflados, nuevos impuestos, falta de internet, sueños hechos realidad.

Si, del mar tan tempestuoso donde se encontraba nadando, con mujeres socialistas ingratas, mujeres capitalistas muy gratas a las cuales no quería recompensar dicha gratitud, oportunidades perdidas y falta de una dieta balanceada, de repente (bueno, ni tan de repente) la vida, si, la misma vida que tantas veces le ha hecho bromas muy pesadas a dicho sujeto, de repente le sonrió.

Siempre lo he dicho, hay cosas que jamás vamos a comprender. Quizá esta sonrisa fue solo eso, una sonrisa, y no una ventana hacia la felicidad como él quiere que sea. Quizá fue un error, una equivocación. Quizá (siendo esto lo peor) no fue nada.

¿Porqué ahora? Y es aqui donde llega a suceder uno de los errores trascendentales y mas comunes de este ente, pensar de mas. Desgraciadamente, es imposible no pensar. Por mas que lo intenta (y vamos que lo intenta con muchas ganas) no puede dejar de pensar. Ni Carl Johnson con una AK-47 y un nivel de búsqueda de 5 estrellas por las calles de San Fierro puede hacerlo dejar de pensar en eso. En eso que pasó, en ella.

Y esque fue como, recibir la bicicleta que le pediste a los reyes cuando tienes 6 años. Fue como romper la piñata en tu fiesta cuando tenias 3 años y no el baboso primo lejano de 12 años que ya esta muy grandecito como para andarse con piñatas. Fue como, obtener 70 cuando tu ya estabas viendo en que horario la meterías el próximo semestre. Fue indescriptiblemente hermoso e inesperado.

Creo que nunca había escrito una palabra tan larga. Indescriptiblemente. No se, pero asi fue.

Recuerdo cuando llegó. Yo estaba ahi, el tambien, y pues ella iba llegando (dah). Más de 13 años. Tan diferente. En ese entonces no sabes que te causa, no sabes que es eso que sientes, ni porque lo sientes, ni mucho menos sabes para que lo sientes. Pero lo sientes. Lo recuerdo, y ese sentimiento era tan lindo. No recuerdo para que queria estar con ella, pero me gustaba, y me ponía muy nervioso al hablar con ella. No se ni porque.

El tiempo pasó y su obvia inmadurez exacervada por diversos factores hicieron que nada, nunca nada, pasara. Trata de hacer memoria, y segun sus cuentas, antes de obtener el primer examen positivo, tuvo aproximadamen 9 pruebas negativas, todas ellas hacia las mismas 3 sujetas. Y, segun su memoria de las 5:51 de la mañana del sábado 2 de enero del 2010, nunca le dijo a ella.

Este es uno de esos momentos donde entras a un cuarto y te preguntas ¿a qué venía? Quizá es el sueño que lo está sacando de sus cabales. Para empezar, no se porque alguien esta escribiendo en tercera persona, cosa que particularmente me desagrada demasiado.

A veces pienso que no existe Dios, y este es uno de esos momentos. De existir, con tanta tecnología y tantos telejuegos y concursos televisivos donde mandas mensajitos de tu cel o llamas a un 01-900, Dios, ya tendria su propia línea, y por $25 (mas IVA, que ya es del 16%) podría tener a todos sus ángeles o almas en pena trabajando asi como los psíquicos del Walter Mercado, entonces podrías llamar y te respondería si tu marido te esta sonsacando con una mujer rubia de cabello corto, o en todo caso, te diría QUE HACER DESPUES DE ESO QUE PASÓ. O si no minimo tendría a una angelita en un concurso incitándote a llamar si simplemente sabes un nombre femenino que termine en O (repito, no tengo cable y la maldita antena solo agarra el 5, y a pesar de que me supe mas de 4 nombres, no mandé mensaje).

¿Qué hacer ingenieros, que hacer? decía un prestigioso catedrático de campus Hidalgo. ¿Ni tanto que queme al santo, ni tanto que no lo alumbre? Pero, ¿cómo sé si lo esta quemando? ¿Cómo sé si no lo alumbra? Me dan ganas de irme 7 años al Tíbet en busca de esas respuestas.

--- ¡Que pase el Desgraciado! ---

Quizá estoy maximizando todo. Quizá al decir que estoy maximizando todo, realmente lo estoy minimizando.

En 3 horas comienza la primera parte de mi Conquista a Chilangotitlán.

yo se que es imposible nuestro amor, porque el destino manda
y tu sabrás un dia perdonar esta verdad amarga

te juro por los dos, que me cuesta la vida
que sangrara la herida, por una eternidad

tal vez mañana puedas comprender que siempre fui sincero
tal vez por alguien llegues a saber, que todavia te quiero

No tiene nada que ver la canción, pero el shuffle de winamp la puso y la verdad me gusta mucho, no queria quedarme sin compartirla con mis (inexistentes) poco numerosos lectores.

Lo que si he llegado a concluir después de escuchar demasiadas canciones a altas horas de la madrugada y primeras de la mañana es que, no importa lo que piense. Simplemente, haré lo que siempre debí de haber hecho: hacer en vez de pensar y que pase lo que tenga que pasar.

¿Miedo? ¡Claro, y mucho! ¿Pero que no el miedo, el placer, la felicidad, la duda, son algunas de las cosas que nos hacen sentir vivos? ¿Acaso no es eso para lo que estamos aqui, para vivir, para respirar, para correr, para hacer, para decir, para provocar, para robar, para imaginar? ¿Para besar, para reir, para equivocarnos? Que seguramente la voy a regar, por supuesto. Pero tanto la tristeza de malinterpretar como la felicidad de atinar (o viceversa, en algunos casos), quiere decir que estoy vivo, que siento, que puedo intentarlo de nuevo. No pienso desperdiciar mi vida (mas) pensando en que pasaría si.

Definitivamente cuando un ser querido se va, por mas distante que éste haya sido, mueve tu perspectiva, te recuerda lo fugaz que es nuestra estancia en el mundo, lo frágil que es nuestra existencia, y lo corta que es la vida como para desperdiciarla en cosas que no nos enriquecen.

Por ello, ahora solo tendré ánimos para vivir la vida, para respirar tu aliento, para correr hacia ti, para hacerte el amor, para decirte que te quiero, para provocarte deseo, para robarte un beso, para imaginarme junto a ti.


*si quieres saber porque "hojas de te", just ask.