Segunda Carta a Ruperta

|
Ruperta:

Mañana es tu cumpleaños. Me da mucha pena no poder estar contigo, pero sabes que desde acá no dejo de pensar en ti, y que si ahora estamos lejos, es para que después podamos estar toda la vida juntos. ¿Cómo esta tu tia Malena? Salúdamela mucho por favor. Dile que por favor para tu cumpleaños te haga ese mole de guajolote que tan bien le sale, mas cuando lo hace con puro muslo, y si se puede con arrocito mejor.

La vida aqui es dura. Apenas voy comenzando, pero ya estoy trabajando en las cosas por las cuales estoy aqui. Ayer, como desde hace dos semanas, soñé contigo. Soñé que estábamos en la playa, y eso es raro porque pues ni tu ni yo conocemos el mar. Estábamos en el mar, solos, caminando por la playa. De repente una ola traia consigo un arcoiris inmenso y me decías que nos subiéramos. Yo tenía miedo, nunca me había subido a un arcoiris antes, pero sabes que no puedo decir "no" cuando me pides algo. Nos subimos y sentí que ibamos volando. No se como pero llegamos a un bosque despues, y bajamos del arcoiris como si fuera una resbaladilla. Nunca me soltaste la mano. Bajamos a una inmensa pradera verde, con árboles llenos de manzanas, flores violetas y amarillas, arbustos con colores de otoño, un olor a pino húmedo que parece que estoy oliendo de nuevo.

Tomé tus dos manos, las entrelazamos y después las acomodé en tu espalda baja. Sentía tu respiraciónen mi hombro. Me decías que me amabas, que al fin habías entendido porque me había ido, que nunca habías dejado de pensar en mi. Justo cuando nos íbamos a besar me desperté.

No me quedó mas que ver mi realidad, bajarme del arcoiris, ponerme mis botas y andar cuarenta minutos con este frio hasta llegar a la parada, donde tomamos un camión que hace 45 minutos hasta los manzanos. Somos tantos ilegales que ya hasta camiones pasan por nosotros.

¿Porqué no me has escrito? Seguramente no entiendes la dirección. Le voy a decir a Phillipe que la escriba el, quizá si puedas entender su letra.

De nuevo felicidades petita, te extraño como no tienes idea.

Rosendo.