20100326

Cuarto Shuffle. José José - Desesperado

Y continuando con una vieja tradición, vuelven los shuffles. Aqui esta la explicación, y los primeros tres shuffles 1 2 3. Este será un poco mas desgarrador. Pronto vendrán mejores tiempos.


Y esque la vida no es igual sin ti. No es lo mismo. Despertar solo, frio, esperando ver tu cara, tus ojos cerrados, tu cuerpo desnudo, tu cabello enredado.

Pedirte perdón por todo lo que te hice realmente está de más. Pero no se que mas hacer para que vuelvas. Sin ti, he dejado todo, todo lo que alguna vez te hizo alejarte de mi y llorabas porque abandonara... Definitivamente no te puedo, no te pude ni te podré vencer.

No se donde has estado, no se que has hecho. No se como has intenado olvidar mis labios, mis brazos, mis besos, mi calor. No se en quienes has tratado de encontrar consuelo y buscar equivocadamente todo lo que encontrabas conmigo. ¿y sabes que? No me importa. No me importa quien, ni cuando, ni cuantos. No me importa nada. Te amo como nunca pensé hacerlo, y me duele hacerlo ahora que no te tengo.

Te necesito mas que nunca, y no me importa hacer todo lo que me pediste alguna vez. Realmente, me doy cuenta que la vida, mi vida, no tiene sentido sin ti. Te la llevaste cuando llorando de coraje saliste por esa puerta para no volver. Y te llevaste no solo mi vida, te llevaste mi alma, mis sueños, mis ilusiones, mis esperanzas.

Te lo imploro, por el amor que alguna vez me tuviste y que poco a poco me encargué de eliminar, yo se que en el fondo de tu corazón aun sientes algo por mi, a pesar de que hice todo lo humanamente posible por destrozarte, sabes que ahora pago, poco a poco, todo eso que te hice.

No puedo seguir, realmente es dificil continuar, es dificil despertarse, trabajar, no tiene sentido nada, nada sin ti. Te necesito, como nunca pense hacerlo.

Pídeme lo que quieras, cuando quieras y como quieras, pero por el amor de Dios, vuelve...

20100325

Fleures II, La revancha de los kamikazes con mermelada.

Hola de nuevo.

Sé que estás bien. Hoy te fue bien y eso me da mucho gusto, sobre todo que estés feliz. Hay algunas cosas que son difíciles de entender. No entiendo, por ejemplo, porque las órbitas de los planetas son elípticas y no circulares. Tampoco entiendo el porqué del efecto Coriolis. Y no entiendo como sin verte, sin tocarte, sin conocerte, te extraño.

Cuando camino por los mares algodón después de haber navegado por unas verdes praderas de Freón, imagino que estarás haciendo. ¿En qué piensas? Seguro que no piensas en mi por mas que así lo quiera imaginar. Y esque esto es tan complicado, porque, no se quien eres. Asi como puedes ser la mujer mas tierna, noble, buena onda, simpática del mundo, puedes ser... todo lo contrario. (Ojo, tu belleza nunca la puse en tela de juicio).

No se si eres una teaser y he caído en tus redes, no se si en verdad eres la mejor mujer que he conocido, o si simplemente eres muy educada y me sigues la corriente. Y lo triste o lo preocupante es que no me importa cual de los tres casos anteriores sean, porque sigo pensando en ti, sigo motivándome por ti, sigo creyendo en ti.

No se que creo de ti, pero lo sigo creyendo. Sigo creyendo, que en tus ojos podré encontrar -si no todas las respuestas a mis preguntas-, al menos una razón para dejar de hacerme estúpidos cuestionamientos y disfrutar de ti, y de la tranquilidad que me me hará sentir el remanso de tu mirada.

No sé, si pasara el peor de los casos, como le explicaré a mi corazón cuando extrañe tus palabras, saber de ti y al menos hacer que me tengas presente en tu vida. Quisiera ser esa fiebre que te domine los sentidos, esa noche en la que no puedas dormir, ese beso que te ayude a continuar con tu camino, quisiera ser tantas cosas...

Quisiera buscarte y encontrarte de vez en cuando, salir contigo y besarte, escuchar tu voz que me enchina la piel, sentir tus brazos rodear mi cuerpo, ver como poco a poco nos vamos enamorando...

Pero bueno, también quisiera que el día tuviera 32 horas, quisiera que nos diéramos cuenta que los narcos son productos de nuestra fallida sociedad mexicana, y no creo que alguna de las cosas anteriores sucedan, y a pesar de eso no pierdo la esperanza de un día, un día poder al menos verte a los ojos, tomar tus manos e intentar enamorarte.

Me despido como se despide Mi-Ching, con la mano izquierda haciendo un movimiento de arriba hacia abajo repetidamente, invitándote a venir, conmigo, a dejarme entrar a tu corazón, a tu vida, poco a poco, sin prisas, sin presiones, sin malas intenciones salvo la de algún día, besarte mientras se pone el sol detrás de esos montes cubiertos de es planta que da aquel elixir mágico...

(Este es Mi-Ching.)

20100317

Fleures I

Ella era una princesa. Dios cuando la creo le dijo que iba a darle los ojos mas hermosos del mundo. Y una mirada tierna, profunda y honesta.

Esta princesa vivía sola en su castillo, en aquel reino del poniente donde crecían verdes pastos detras de enormes montes cubiertos de una planta que daba un elixir mágico que, cuando era tomado en exceso por los hombres los convertia en animales.

No solo era una princesa, era un ángel. Cayó del cielo para iluminar el camino de aquel pobre pordiosero, lleno de soledad e inmerso en un mar de preguntas e interminables pensamientos que solamente lo orillaban a ver el cielo y buscar en las estrellas una salida.

Esta princesa de Judá gustaba por caminar. Caminar y pensar. Eso era lo que tenía en común con el pordiosero.

Un día el pordiosero, en uno de los contados sueños que tiene cuando duerme, la vio a ella. Era un bosque, frio, húmedo y con neblina. Mientras buscaba una salida entre aquel laberinto de altos abedules, la vio a ella pasar. Cuando la vio, sabía que ella era la respuesta a todas sus preguntas. Que junto a ella encontraría la paz y el camino hacia la felicidad y la vida eterna.

Desde entonces, el pordiosero vive embriagándose de aquel sueño, y buscando en otras aguas la sed que solo aquella princesa de ojos soñadores puede apagar. Pasa las noches soñando con tener entre sus brazos a aquella princesa de canela.

Alguna vez el pordiosero consultó al oráculo de Burgus en uno de sus interminables viajes, y aquel solo se limitó a decirle "la vida esta hecha de casualidades". Fue una casualidad conocer a esa princesa en ese mundo tan virtual y engañoso de los sueños hace ya 3 siglos, y es ahora una casualidad que, de repente, sus caminos se vuelvan a cruzar.